Menu

sábado, 1 de octubre de 2011

¿En que Nombre debemos ser bautizados?

¿En que nombre debemos ser bautizados?

El Verdadero Bautismo de la Apostasía

¿Qué es el Bautismo?

Del griego baptízo que significa “sumergir” o “zambullir”. Es la demostración pública de arrepentimiento y conversión. El Bautismo simboliza la muerte, sepultura y resurrección de Jesús. Los únicos requisitos para bautizarse son creer en Jesucristo como el Hijo de Dios (Hechos 8:36-37) y el arrepentimiento (Hechos 2:38). El bautismo no solo es necesario para ser salvo (Marcos 16:16), sino que se puede considerarse como el inicio de la vida en Cristo (Romanos 6:4)

¿En que nombre debe hacerse el bautismo?

En toda la Biblia aparece una sola formula bautismal, y es la que se encuentra en Mateo 28:19:

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;”

Sin embargo hay quienes aseguran que este versículo es apócrifo y fue agregado a la Biblia mucho después de que el Evangelio de Mateo fuera escrito. Uno de los argumentos que respaldan esta teoría es que Eusebio de Cesarea (275-339 d.C.), un obispo e historiador cristiano, no menciona la última parte del versículo antes del Concilio de Nicea (325 d.C.), aunque después de dicho concilio si lo menciona.

Otro de los argumentos utilizados señala que el Evangelio de Mateo fue inicialmente escrito en hebreo, y que en una de las versión hebrea de Mateo, llamada Shem Tov, no aparece la formula bautismal:

"Id y enseñen a guardar todas las cosas que les he ordenado para siempre" (Mateo Shem Tov 28:19-20)

Un tercer argumento utilizado es que en el Nuevo Testamento no se vuelve a hacer mención de que los apóstoles hayan bautizado utilizando la formula bautismal trinitaria. Sino que aparentemente los cristianos primitivos realizaban los bautismos en el nombre de Jesús.

¿Es confiable el Evangelio de Mateo Shem Tov?

El manuscrito más antiguo existente del Evangelio de Mateo es del siglo IV y pertenece al Códice Sinaítico. Este manuscrito se encuentra escrito en griego koiné e incluye la formula bautismal trinitaria. En cambio, el manuscrito de Shem Tov fue escrito en el año 1380 d.C. por un rabino y doctor judío llamado Shem Tov Ben Itzjaq Ibn Shaprut como parte de una obra anticristiana llamada Eben Bojan. El Evangelio de Shem Tov esta escrito en hebreo y se conservan varias copias del mismo. Sin embargo hay amplias evidencias que señalan que el Evangelio de Shem Tov no es una copia del original. Veamos:

Después de la Diáspora el hebreo solo se utilizaba como lengua litúrgica, el pueblo judío hablaba en arameo y no en hebreo. Si Mateo hubiera querido comunicar el evangelio a los judíos en su propio idioma (como lo aseguran los defensores del Shem Tov) no hubiera utilizado el hebreo, sino el arameo. Incluso los distintos estudiosos de patrística señalan que el supuesto hebreo mencionado por Jerónimo, Ireneo de Lyon, y Eusebio de Cesarea entre otros, era en realidad el idioma arameo:

Algunos autores modernos sostienen que [el Evangelio de Mateo] fue escrito en hebreo, como la mayor parte del A.T. Kürainger interpreta el testimonio de Papías diciendo que, en su ambiente, el “dialecto hebreo” significa el “estilo hebreo” y no el arameo. Pero este hebreo de la época en que escribe Mateo era el arameo. Los judíos habían perdido como lengua el hebreo desde la cautividad y habían aprendido el arameo. Hasta tal punto que, en la sinagoga, la lectura de los libros sagrados se hacía en hebreo, que quedó como lengua litúrgica; pero, como el pueblo no la entendía, se le hacía a continuación la versión al arameo.

Esta misma expresión “dialecto hebreo” significa el arameo, pues en unos pasajes se citan como “hebreas” palabras que son arameas (Juan 5:2; 19:17), y en otros pasajes se habla al pueblo en “hebreo,” que ha de ser el arameo, ya que, de lo contrario, no lo entenderían (Hechos 21:40; 22:2).”

(Biblia Comentada - Profesores de Salamanca)

Siendo que los testimonios de la Antigüedad señalan que el Evangelio de Mateo fue escrito en arameo, y el Evangelio de Shem Tov en hebreo, se desacredita la idea de que sea una copia directa del original. Pero entonces ¿De donde copio Shem Tov el texto?

La evidencia interna del Evangelio de Shem Tov apunta a que es una traducción del texto griego. Por ejemplo:

He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.” (Mateo 1:23 RV 1960)

“He aquí la virgen ha concebido y dará a luz un hijo y ella llamará su nombre Imanuel, que quiere decir "con nosotros está Elohim".” (Mateo 1:23 Shem Tov)

Debido a que el nombre Emanuel (Imanuel) es hebreo, los lectores griegos ignorarían su significado, por esto se aclara que significa “Dios con nosotros”. Pero como el Evangelio de Shem Tov esta escrito en hebreo se vuelve innecesario y redundante aclarar el significado del Nombre.

Sin embargo, si el Evangelio de Shem Tov no es más que una copia del texto griego, ¿Por qué no incluye la formula bautismal trinitaria?

La respuesta es simple, aunque Shem Tov transcribió su evangelio del texto griego, lo hizo siguiendo sus propios preconceptos y prejuicios judíos. De allí que no solo no se incluya esta referencia a la Trinidad, sino que se ataque la divinidad y el mesianismo de Jesús en diversos pasajes.

Por ejemplo:

Libro de la genealogía de Jesucristo, [“Cristo” equivale a “Mesías” en griego) hijo de David, hijo de Abraham.” (Mateo 1:1 RV 1960)

“Esta es la historia de Iehoshúa [Jesús] Ben David Ben Avraham.” (Ma

teo 1:1 Shem Tov)

En este texto se ignora el titulo de Cristo aplicado a Jesús.

Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.” (Mateo 2:11RV 1960)

Entraron a la casa, lo encontraron a él, y a Myriam su madre, se arrodillaron ante él reverenciándolo y abrieron sus costales, y le trajeron regalos de oro, incienso y mirra.” (Mateo 2:11 Shem Tov)

Los magos de oriente no le ofrecen adoración (que solo Dios merece) a Jesús, sino solo mera reverencia.

Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus di

scípulos,” (Mateo 11:2 RV 1960)

“Mientras Iojanán estaba encarcelado escuchó sobre los hechos de Iehoshúa” (Mateo 11:2 Shem Tov)

Nuevamente se ignora el carácter de Mesías (Cristo) de Jesús

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” (Mateo 11:28 RV 1960)

Vayan a El [el Padre] todos los fatigados y cargados de trabajo, y yo los ayudaré a cargar vuestro yugo.” (Mateo 11:28 Shem Tov)

El papel redentor de Jesús es minimizado a favor del Padre.

Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí.” (Mateo 12:6 RV

1960)

“Ciertamente yo les digo que el Miqdásh[templo] es mayor que esto [que hacen los Kohaním (Sacerdotes)].” (Mateo 12:6 Shem Tov)

Shem Tov hace una declaración confusa que no menciona a Jesús en ningún momento.

Los detractores del Bautismo de Mateo 28:19 no solo ignoran estas falencias, sino que se olvidan que el Evangelio de Shem no contiene ninguna formula bautismal:

"Id y enseñen a guardar todas las cosas que les he ordenado para siempre" (Mateo 28:19-20)

No menciona el bautismo trinitario, ni tampoco el bautismo en el nombre de Jesús.

Pero el Evangelio de Shem Tov no es el único evangelio en hebreo. Para quienes aun sostienen que el Evangelio de Mateo se escribió originalmente en hebreo y que las versiones actuales hebraicas de Mateo son superiores al texto griego, les comento que el Manuscrito Du Tillet de Mateo en hebreo si contiene una formula bautismal.

El Manuscrito Du Tillet fue adquirido por el Obispo de Brieu, el francés Jean Du Tillet el 12 de Agosto de 1553 y dice así:

“Así que vayan y enseñen a todos los goyim [gentiles], y sumérjanlos en el nombre del Padre, del Hijo y del rúaj ha-qódesh [Espíritu de Santidad]” (Mateo 28:19 DuTillet)

¿Es Mateo 28:19 un texto apócrifo?


Uno de los manuscrito más antiguos existente del Evangelio de Mateo se encuentra en el Codex Sinaítico. Se estima que dicho Códice fue escrito en el Siglo IV, mas precisamente entre el 320 y el 350 de la era cristiana

.Allí ya se puede encontrar el versículo de Mateo 28:19 con la formula bautismal trinitaria:

Pero esta no es la única de las evidencias de la fórmula bautismal trinitaria que se encuentra durante el cristianismo primitivo:

Justino Martir (100/114 – 168), en el año 155 d.C. (170 años antes del Concilio de Nicea) declaro:

"entonces toman en el agua el bautismo en el nombre de Dios, Padre y Soberano del universo, y de nuestro Salvador Jesucristo, y del Espíritu Santo." (Primera Apología 61:3).

Y aun antes del nacimiento de Justino, en la segunda mitad del primer siglo, la Didaje dice:

“Acerca del bautismo, bautizad de esta manera: Dichas con anterioridad todas estas cosas, bautizad en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo en agua viva” (Didaje VII, 1)

No hay evidencias entonces de que la formula bautismal trinitaria haya sido agregada la Evangelio de Mateo. La mención mas antigua de esta formula bautismal se encuentra en la Didaje, que algunos eruditos consideran escrita antes de la destrucción del Templo en el año 70 d.C., mientras que el Evangelio de Mateo fue escrito aproximadamente en el 60 d.C.

El otro argumento utilizado, que indica que Eusebio de Cesarea no cito la fórmula bautismal trinitaria antes del Concilio de Nicea (325 d.C.) no es concluyente. Esto se debe a que Eusebio no cito ninguna formula bautismal bajo ningún nombre. La razón de esto se debe a su arrianismo, creencia que rechazo parcialmente luego del concilio de Nicea, probablemente para no perder su prestigio ante el emperador Constantino, de quien era amigo y admirador.

La verdad es que Eusebio si cito todo el versículo de Mateo 29:18 luego del Concilio de Nicea, pero esto no puede ser considerado como evidencia de que no existía antes de este concilio, precisamente por las menciones prenicenas (anteriormente mencionadas) de la formula bautismal trinitaria.

¿En que nombre bautizaron los Apóstoles?

Con los datos anteriormente expuestos podemos tener la certeza de que la formula bautismal de Mateo 28:19 no es apócrifa, sino que fue realmente proclamada por Jesús. Esto nos lleva a una encrucijada: ¿Por qué los apóstoles bautizaron en el nombre de Jesús en vez de hacerlo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo?

La verdad es que la pregunta misma esta equivocada, no hay evidencia de que los apóstoles hayan utilizado como formula bautismal “el Nombre de Jesús”, ni que el mismo Jesús haya dado tal mandato. Una prueba de esto es que los pasajes bíblicos citados para probar esta supuesta creencia jamás mencionan una formula bautismal literal, sino que difieren entre si:

“…en el nombre de Jesucristo…” (Hechos 2:38)

“…el nombre de Jesús.” (Hechos 8:16)

“…en el nombre del Señor Jesús…” (Hechos 10:48)

Si los apóstoles hubieran bautizado con la formula “en el Nombre de Jesús”, aparecerían literalmente estas palabras, pero cada mención de esta supuesta formula bautismal es diferente a las demás. Esto nos da la pista de que los textos citados no están hablando de una formula litúrgica, en ese caso ¿Por qué se usan esas expresiones?

Las razones son varias, y tiene mucho que ver con el contexto en el cual fueron dichas. Por ejemplo, el Hechos 2:38 y 8:36,37 se relaciona con el bautismo de personas judías, quienes ya conocían las leyes divinas y creían en Dios. A ellos solo les faltaba reconocer a Jesús como el Mesías y su Salvador.

En los textos de Hechos 8:16 y 10: 48 se remarca la diferencia entre el bautismo ordenado por Jesús (hecho con agua) y el bautismo del Espíritu Santo (la manifestación de los dones espirituales).

El pasaje de Hechos 19:5 también marca una diferencia, esta vez entre el Bautismo de Jesús y el de Juan.

El versículo de Hechos 22:16 no hace referencia al bautismo en el Nombre de Jesús, sino que remarca la importancia de invocar el Nombre de nuestro Salvador para obtener el perdón y la redención (Hechos 2:21)

La citas de Gálatas 3:27 y Romanos 6:3 ni siguieran contienen la expresión “en el Nombre de…”. Estos textos señalan la importancia del bautismo como inicio de una vida en unión con Cristo (Romanos 6:8, 11; Gálatas 3:28, 29)

Los pasajes 1 Corintios 6:11 y 1 Juan 2:12 tampoco menciona una formula bautismal, sino que señala que la justificación y el perdón de los pecados se realiza en el nombre de Jesús (Hechos 2:21).

Finalmente vemos el texto de 1 Corintios 1:12 y 13 donde tampoco se menciona una formula bautismal “en el Nombre de Jesús”. Recordemos que los corintios estaban divididos (vers. 10 y 11), no por la formula litúrgica en la que eran bautizados, sino por quien los bautizaba. De allí que algunos dijeran “soy de Pablo” o “soy de Apolo”, etc. (vers. 12, 14-16).

Conclusión

Como podemos ver, en toda la Biblia se registra una sola formula bautismal, que es la de Mateo 28:19. También podemos ver que no hay evidencias, ni bíblicas ni históricas, de que este versículo sea apócrifo o una interpolación posterior. Las supuestas evidencias bíblicas de un bautismo “en el nombre de Jesús” se basan en versículos tomados fuera de su contexto. No hay pruebas de que los Apóstoles hayan bautizado con una formula litúrgica diferente a la dado por el mismo Jesús en Mateo 28:19.

Como bien dijo Pablo en Efesios 4:5: un Señor, una fe, un bautismo”. Para mantenernos en la Fe de Jesús debemos practicar las cosas que Él nos ha enseñado, incluyendo su bautismo.

5 comentarios:

  1. Trinidad falsa pagana, igual que su bautizmo en 3 titulos.

    En 1995 el Dr. George Howard tradujo una copia del Evangelio Hebreo de Mateo de Shem Tov.

    Parte del texto solo dice:
    18 Jesús se les acercó a ellos y les dijo:
    Se me ha sido dada toda potestad en el cielo y la tierra,
    19 Id
    20 y (enséñenles) a cumplir todas las cosas que Yo os he mandado a ustedes para siempre.

    Versión Kadosh Israelita Mesiánica:
    Mat 28:18 Yahshúa se acercó y habló con ellos, diciendo: “Toda autoridad en el cielo y en la tierra me ha sido dada.
    Mat 28:19 Por lo tanto, vayan a hacer talmidim a gente de todas las naciones,[186] dándoles la inmersión en i Nombre.[187]

    Version el Codigo Real :
    Mat 28:18 Y acercándose Yeshua, les habló diciendo: Toda autoridad me ha sido dada, en el cielo y en la tierra.
    Mat 28:19 Id con urgencia y hacedme tantos talmidim como podáis entre todas las naciones.”*
    comentario de la biblia ECR:
    [* El texto hebraico termina aquí. Del resto, tenemos hasta ahora dos versiones. Una que dice "... y aseguraos que hagan tevilah a fin de introducirlos en el conocimiento del Padre, del Mashiaj y del Espíritu que santifica. Asegúrense de enseñarles a guardar todas las cosas que os mandé; y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin de esta edad presente" y otra, citada por Eusebio en el cuarto siglo que dice: "y aseguraos que sean sumergidos en agua en mi nombre". El hecho que todos los casos que presentan inmersiones en agua en Crónicas de los Apóstoles nunca usan la fórmula bautismal "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo", sino solamente, "en el nombre de Yeshúa", es decir, por su autoridad, indica que el texto hebraico no conoció de tal fórmula, pues de lo contrario, ¿cómo se hubiesen atrevido los apóstoles a desobedecer las instrucciones del Mashiaj? En cada documentación histórica sobre el particular, solamente se usa el nombre de Yeshúa como la fuente de la autoridad sobre la que se imparte la purificación en agua a los que regresaban a la fe hebrea o a los gentiles que hacía su conversión. Vea Crónicas de los Apóstoles (Hechos) 2:38; 8:16; 10:48; 19:5.

    que dice Lucas al respecto?
    Luc 24:47 y que se predicase EN SU NOMBRE el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

    Y si la Iglesia Católica Apostólica Romana Pagana afirma que lo agrego, es más que obvio que no existe tal dios trinitario y bautizo en 3, sin contar el de 1Juan 5:7 que es también agregado.

    ResponderEliminar
  2. La Iglesia Católica reconoce el cambio hecho a Mateo 28:19
    Según las propias fuentes católicas el verso de Mateo 28:19 fue modificado para que encajase en la doctrina católica de la llamada “Santísima Trinidad”.

    Enciclopedia Católica de 1913, Vol. 2, pág. 365. Aquí los católicos reconocen que el bautismo fue cambiado por la Iglesia Católica.

    Enciclopedia Católica Vol. 8 “Justino Mártir fue uno de los primeros Padres de la Iglesia Católica Romana que ayudó a cambiar el antiguo bautismo de ‘en el Nombre de Jesucristo’ a los títulos de ‘Padre, Hijo y Espíritu Santo’”.

    Enciclopedia Católica, 1967 edición 2, Vol. 2 pág. 56, 59 “Una referencia explícita a la fórmula trinitaria bautismal actual no es encontrada en los primeros siglos”.

    Y no solamente la Iglesia Católica reconoce el cambio de la fórmula bautismal que era en el Nombre de Jesucristo, personas estudiosas de la historia y prestigiosas enciclopedias declaran lo mismo:

    Enciclopedia Británica, 11 edición Vol. 3 Pág. 365-366, “La fórmula bautismal fue cambiada del nombre de Jesucristo a las palabras Padre, Hijo y Espíritu Santo por la Iglesia Católica en el siglo II.”

    Vol. 3 Página 82 “en la más antigua de todas las fuentes se afirma que el bautismo tuvo lugar en el Nombre de Jesucristo“.

    Canney Enciclopedia de Religión, Pág. 53 “La Iglesia primitiva siempre bautizó en el Nombre del Señor Jesús hasta el desarrollo de la doctrina de la trinidad en el siglo II.”

    Hastings Enciclopedia de Religión, Vol. 2 Pág. 377-378-389 “El bautismo cristiano fue administrado usando el Nombre de Jesús. El uso de la fórmula trinitaria de ninguna manera se sugiere en la historia de la iglesia primitiva, el bautismo fue siempre en el nombre del Señor Jesús, hasta el momento de Justino Mártir cuando la fórmula trinitaria se comenzó a utilizar”.

    Nueva Enciclopedia Internacional, Vol. 22 Pág. 477 “El término “Trinidad” se originó por Tertuliano, padre de la Iglesia Católica Romana”.

    Enciclopedia de Religión y Ética, James Hastings, Pág. 384 “no hay pruebas [en la historia de la iglesia primitiva] del uso de los tres nombres”. Rev. Steve Winter.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Jairo:
    El supuesto Evangelio Hebreo Mateo de Shem Tov no es el original, sino una traducción medieval (siglo XII) de un manuscrito griego o latino. Puedes ver las evidencias aquí:
    http://respuestasadventistas.blogspot.com.ar/2013/01/en-que-idioma-se-escribio-el-evangelio.html

    Te recomiendo también que leas:
    http://respuestasadventistas.blogspot.com/2012/04/creian-en-la-trinidad-los-primeros.html
    http://respuestasadventistas.blogspot.com/2013/07/en-que-nombre-bautizaban-los-primeros.html

    Si estos posts no te convencen y aun crees que las versiones en hebreo son fidedignas, entonces deberías leer lo que el Manuscrito Du Tillet, que contiene en evangelio de Mateo en hebreo, dice lo siguiente:
    “Así que vayan y enseñen a todos los goyim, y sumérjanlos en el nombre del Padre, del Hijo y del rúaj ha-qódesh; y enséñenles a guardar todo lo que les he mandado. Y sepan que yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.”



    Lo que las versiones Kadosh y Código Real digan no es importante, son dos versiones tendenciosas y únicas en esta traducción. La inmensa cantidad de Biblias aseguran que Mateo 28:19 es canónico e inspirado.
    Y sobre el versículo de Lucas ¿Dónde se menciona el bautismo? La UNICA formula bautismal que salió de los labios de Jesús fue en el Triple Nombre.

    Te aseguro, querido Jairo, que la Iglesia Católica no agrego este versículo a la Biblia. TODOS los manuscritos antiguos de Mateo tienen este versículo. Existen numerosas citas del versículo o de la formula bautismal en años anteriores.

    Las citas que comentaste para apoyar tu teoría no te apoyan en absoluto.
    La Enciclopedia Católica dice lo contrario a lo qeu posteaste. Esas citas que mencionan son falsas, lo sé porque las he buscado y no las he encontrado. Pero si he encontrado otras citas que si son realmente interesantes:
    “La única forma valida y requerida del bautismo es “Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”. Esta fue la forma dada por Cristo a sus Discípulos en el capítulo veintiocho del evangelio de San Mateo.” (Catholic Encyclopedia, vol. II, p. 522

    Maurice Arthur Canney, el autor de la Enciclopedia de las Religiones, fue también el autor del artículo sobre el bautismo de la Enciclopedia Británica, fue un erudito unitarista, es decir, no creía en la Trinidad ni en la deidad de Cristo.

    James Hasting se equivoca rotundamente. La Didaje, un documento 50 años anterior a Justino Mártir, dice lo siguiente:
    “En cuanto al bautismo, he aquí como hay que administrarle: Después de haber enseñado los anteriores preceptos, bautizad en el agua viva, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Si no pudiere ser en el agua viva, puedes utilizar otra; si no pudieres hacerlo con agua fría, puedes servirte de agua caliente; si no tuvieres a mano ni una ni otra, echa tres veces agua sobre la cabeza, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.” (Didaje, cap. 7)


    La Nueva Enciclopedia Internacional también se equivoca, fue Clemente de Alejandría la primera persona en usar la palabra “Trinidad”, aunque ya 50 años antes de Tertuliano, escritores cristianos hablaban de las Tres Personas Divinas, aunque sin llamarlas “trinidad”.
    “…hay solo un no engendrado Ser, Dios, llamado el Padre; y un único primogénito Hijo, Dios, el Verbo y hombre; y un Consolador, el Espíritu de Verdad
    (Ignacio de Antioquia, Epístola a Filadelfia IV)
    “…en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo”
    “… y los apóstoles [se sometieron] a Cristo, al Padre y al Espíritu”
    (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Magnesios XIII)
    “...como piedras que sois del templo del Padre, elevadas a lo alto por la máquina de Jesucristo y ayudados por el Espíritu Santo, que es la cuerda” (Ignacio de Antioquia, Epístola a los Efesios, IX)

    ResponderEliminar
  4. Y sobre la idea de que el bautismo en el triple nombre no existía entre los cristianos primitivos, pues es una burda mentira:

    Justino Mártir, un escritor y apologista cristiano, declaró alrededor del año 165:
    “Porque en el nombre de Dios, el Padre y Señor del universo, y de nuestro salvador Jesucristo y del Espíritu Santo, ellos reciben el bautismo con agua.” (Primera Apología, cap. 61)

    Taciano el sirio, un filósofo y escritor cristiano, escribió una armonía de los Evangelios, a partir de los cuatro evangelios que se encuentran en la Biblia. Esta obra, llamada Diatessaron, fue escrita alrededor del año 170 d.C. y dice lo siguiente referido al bautismo:
    “Vayan ahora a todo el mundo y predíquenles mi evangelio en toda la creación y enséñenles a todas las gentes y bautícenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.”(Diatessaron, sec. 60)

    Ireneo, Obispo de Lyon, un reconocido defensor de la ortodoxia cristiana, escribió alrededor del año 190:
    “En primer lugar la fe nos invita insistentemente a rememorar que hemos recibido el bautismo para el perdón de los pecados en el nombre de Dios Padre y en el nombre de Jesucristo, Hijo de Dios encarnado, muerto y resucitado, y en el Espíritu Santo de Dios;” (Demostración de la Predicación Apostólica, cap. 3)
    “Él les dijo: vayan y enséñenles a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo” (Contra los Herejes, libro III, cap. 17)

    Tertualiano, obispo de Cartago, apologista y prolífico escritor, redacto un tratado referido al bautismo, llamado “Sobre el Bautismo”. Esta obra, escrita alrededor del año 200, dice lo siguiente:
    “Porque la ley del bautismo ha sido impuesta y la formula prescribió: “Vayan”, Él dijo, “enséñenles a las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” (Sobre el Bautismo, cap. 13)

    Hipolito, un respetado teólogo romano que vivió entre el 170 y el 236 d.C., escribió:
    “El Verbo del Padre… les dio este encargo a los discípulos después de resucitar de entre los muertos: “Vayan y enséñenles a todas las naciones, bautizándolos en le nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo” (Contra la Herejía de Noeto, cap. 14)

    Clemente de Alejandría escribió en el año 200 d.C., en una de sus obras que se ha perdido en parte:
    “Y Él mando a los discípulos: “Cuando vayan, prediquen y a aquellos que crean bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espiritu Santo…” (Extractos sobre Teodoto, cap. 76)

    ResponderEliminar


  5. Cipriano de Cartago, obispo y teólogo africano, escribió en una epístola a un amigo suyo, también obispo. Esta carta fue escrita en el año 256 y dice lo siguiente:
    “Porque el Señor, después de su resurrección, envió a sus discípulos, enseñándoles e instruyéndoles en qué manera debían bautizar, diciendo: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra, vayan, pues, y enséñenles a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Epístola a Jubaianus, cap. 5)
    “Finalmente después de la resurrección, cuando los apóstoles fueron enviados por el Señor a los paganos, ellos fueron impulsados a bautizar a los gentiles “en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo” (Ibid. Cap. 18)

    Existe un tratado anónimo contra Novaciano, un hereje cristiano, escrito alrededor del año 255. En esta obra se dice lo siguiente:
    “De donde también el Señor Cristo encargo a Pedro, y además también al resto de los discípulos: “Vayan y prediquen el Evangelio a las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Tratado contra el hereje Novaciano, cap. 3)

    Una obra atribuida supuestamente a Gregorio Taumaturgo (205-265 d.C.), llamada “Una Confesión de Fe Seccional”, dice lo siguiente referido al bautismo:
    “¿Y que pueden los impíos decir si el Señor envió a sus discípulos a bautizar en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo?” (Una confesión de fe seccional, cap. 13)

    Victorino, obispo de Petovio, escribió alrededor del año 270:
    “Las muchas aguas son entendidas como que se refiere a muchas personas, o al don del bautismo que El envió mediante los apóstoles diciendo: “Vayan, enséñenles a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Comentario sobre el Apocalipsis del Bendito Juan, cap. 1, vers. 15)

    Todas estas citas con anteriores al Concilio de Nicea (325 d.C.)

    ResponderEliminar